La banda más popular del planeta cimbró los días miércoles 11, sábado 14 y domingo 15 de mayo el único recinto a la altura de su impresionante show (U2 360°) y su amplio repertorio. Los mas de 300,000.00 convocados a los tres conciertos que los irlandeses ofrecieron en el Estadio Azteca de la Ciudad de México debieron sortear severas penitencias, como el tráfico infernal de insurgentes y Tlalpan, el diluvio de gente dentro del recinto y la lluvia intimidadora antes de acceder a la gloria del monumental tour 360° y un repertorio matón lleno de clásicos y momentos conmovedores.


Las distintas noches comenzaron con el grupo abridor Snow Patrol sobre el escenario. La banda irlandesa interpretó una selección de sus temas clásicos como “Chocolate” y “Run” con una buena respuesta del público. Pese a que en esos momentos gran parte de la audiencia se encontraba aún en las inmediaciones del Estadio Azteca debido al severo caos vial que se generó en la zona. Gary Lightbody anticipó al público lo que le esperaba al señalar: El vocalista afirmó estar contento de acompañar a U2: “Las siguientes 2 horas y medias serán las mejores de sus vidas, es el mejor espectáculo del mundo”.

Al filo de las 10 de la noche, las luces se apagaron y el grupo estelar y Bono, Larry Mullen, Adam Clayton y The Edge salieron al escenario entre cánticos del clásico “Cielito lindo”. Después de una ensordecera recepción, The Claw puso en operación su arsenal de luces de alta tecnología mientras los primeros acordes de “Even Better Than The Real Thing” sacudían los cimientos del Azteca.

“I Will Follow”, “Get on your boots” y “Mysterious ways” prendieron a la audiencia, pero el primer momento emotivo de la noche se dio justo antes del clásico “In the name of love” cuando Bono agradeció al público capitalino haber recordado su cumpleaños, el pasado 10 de mayo y, aprovechando que también se celebra el día de las madres en México, decidió invitar a la audiencia a cantar la popular “Happy Birthday” para él, su madre, y su esposa, de quien dijo: “Aly, mi esposa, me acompañó desde Dublín hasta la ciudad de México”.

Más de tres décadas en el mundo del showbiz le han dado a Bono la habilidad de administrar los entusiasmos y mantener un nivel equilibrado de pasión durante los shows en directos sin derrochar energía. Precisamente ese es el papel de The Claw, la colosal estructura que amalgama arquitectura y tecnología al servicio de la música, y que compensa con luz y video las habilidades físicas que los 4 músicos, con más de cincuenta años a cuestas, no dan a notar. Las repentinas entregas de desgaste físico se dieron en temas que bien lo ameritaban como “Elevation” y “Vertigo” que fueron de lo más celebrado de la noche.

El momento de señalamiento político no podía faltar y llegó de una manera bastante emotiva antes de interpretar “City Of Blinding Lights” cuando se refirió a la violencia del país: “No existe poder económico ni político que pueda “vencer” a la ciudad de México. Ustedes son nuestra luz”.

La pericia de Bono como Frontman y líder de opinión continuó en el marco de “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” una de sus canciones más coreadas: “Pueden ver lo extraordinario que es este país y su gente, su alegría y su generosidad y nada puede estar en contra de México, esta noche ustedes serán las luces y no hablaremos de la oscuridad, y hagamos que nuestra luz brille, ésta es su canción ”.

Difícilmente otra banda en el mundo será capáz de llenar el Estadio Azteca en 3 fechas consecutivas. Ninguno de los herederos al trono de U2 como Muse, Radiohead o Coldplay cuenta con los alcances suficientes para alcanzar siquiera la mitad de los logros que los controversiales U2 han logrado en los últimos años. Una banda capáz de mantener al público en un estado de ánimo frenético, lanzar consignas políticas y al mismo tiempo mensajes emancipadores, como cuando, con la ayuda de una fan mexicana Bono leyó un poema del Rey Netzahualcóyotl ante la justificada admiración de las millones de personas que han visto esta gira desde su arranque en Barcelona en 2009.

Después de un par de encores en los que interpretaron “One”, “Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me” y “With Or Without You”  U2 concibió un conmovedor cierre al dedicar “Moment Of Surrender” a las personas que han perdido a familiares a causa de la violencia en México:

“Queremos dedicar esta canción a quienes han perdido a sus seres queridos a causa de la violencia en este pais.  Esta pasando aquí y en el resto del mundo.México debe saber que no estan solos, estamos con ustedes.  No estan solos en la oscuridad, vamos a hacer que cada luz brille más fuerte”





No hay comentarios: